El comienzo del Pierre Auger

Share

Un estudio de seis meses en el año 1995 por 140 científicos de 15 países, diseñaron un detector para estudiar los rayos cósmicos de alta energía, cuyo origen es todavía desconocido.

Un grupo internacional de 140 físicos e ingenieros centralizado en el laboratorio del Acelerador Nacional Fermi (Fermilab) a 50 kilómetros al oeste de Chicago, había completado el diseño del detector para el observatorio de rayos cósmicos Pierre Auger, para estudiar los rayos cósmicos de más alta energía observados sobre la tierra. Denominado en honor al físico francés Pierre Auger.

El proyecto es para identificar la fuente desconocida de los rayos cósmicos de más alta energía que llegan a la atmósfera. El grupo de diseño recibió apoyo del Fermilab, la Asociación para la Investigación en las Universidades y la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos, UNESCO y la Fundación Grainger.

El Proyecto Pierre Auger comenzó como un taller de seis meses el 30 de enero de 1995. Durante el taller, un grupo central de alrededor 10 científicos trabajaron en el Fermilab. El resto de los participantes fue al Fermilab para encuentros, pero trabajó fundamentalmente en sus propias instituciones, comunicándose electrónicamente en un "taller sin paredes''. En octubre de 1995 el grupo de diseño publicó, en forma de libro, una descripción del detector de rayos cósmicos del Proyecto Pierre Auger.

El informe explico la motivación científica del proyecto y presento un diseño técnico, una visión de los posibles sitios y una estimación de costos. El informe de diseño sirvió como base para una propuesta de solicitud de fondos de los países participantes. En ese momento los miembros del Proyecto Pierre Auger venían de Alemania, Argentina, Armenia, Australia, Brasil, China, Egipto, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Suecia y Vietnam. Una vez que se aseguraron el financiamiento, el Proyecto Auger formo una colaboración para construir y operar los detectores, dos arreglos de 3.000 kilómetros cuadrados, uno en el hemisferio sur y otro en el norte.

En la actualidad un grupo de 550 científicos, de más de 95 instituciones y 18 países observan las lluvias de rayos cósmicos de la más alta energía del nuevo milenio.


Dr. James W. Cronin, premio Nobel de Física año 1980 y Dr. Alan Watson
Fundadores Observatorio Pierre Auger

Share