Mejor performance para el Observatorio Pierre Auger: Proyecto AugerPrime

Share

Este nuevo proyecto prevé la instalación de nuevos detectores de partículas, que se colocarán sobre los ya existentes detectores de superficie. De esta manera se espera mejorar el rendimiento del Observatorio Pierre Auger.

Los nuevos detectores están basados en centelladores plásticos. Éstos emiten una tenue luz cuando son atravesados por radiación cósmica, como la que es producida en las lluvias atmosféricas originadas por rayos cósmicos de alta energía. Esta "luz de centelleo" es luego recolectada en el interior del detector por fibras ópticas, que la dirigen hacia muy sensibles fotodetectores, con los que se registran estos eventos.

Cada detector de centelleo (SSD por sus siglas en inglés para "Detector de Centelleo en superficie") medirá unos 4 m2 y estará montado sobre cada uno de los 1600 detectores de superficie del Observatorio.

El objetivo es extender la medición de las lluvias cósmicas empleando un sistema de detección alternativo, con distinta sensibilidad a los distintos tipos de partículas (electrones, positrones, fotones, muones). Esto permitirá determinar la cantidad relativa de las distintas partículas en cada lluvia cósmica. Con estos datos se podrá inferir la naturaleza del rayo cósmico primario que dio origen a la lluvia, es decir, saber si se trata de un núcleo atómico liviano (un protón) o un núcleo más pesado (como por ejemplo un núcleo de un átomo de hierro).

Se espera instalar los primeros 12 prototipos y ponerlos a prueba en el campo en la primavera de 2016. En el transcurso de los próximos años se instalarán los restantes detectores SSD, hasta completar las 1600 unidades.

Asimismo, se reemplazarán los módulos de electrónica de los detectores de superficie por equipos más modernos y más rápidos. También se tomarán previsiones para poder extender los períodos de observación de los detectores de fluorescencia.

De esta manera, el Observatorio Auger espera mejorar la calidad y precisión de sus datos, para continuar recopilando y procesando información sobre el cosmos por 10 años más.

Share