Instalación de nuevos detectores para el proyecto AMIGA “Auger Muons and Infill for the Ground Array”

Centelladores de AMIGA

El proyecto AMIGA tiene por objetivo detectar y contar los “muones” que se generan en las lluvias atmosféricas. Para ello, emplazará contadores de muones bajo tierra, a una profundidad de más de 2 metros: los muones son las únicas partículas de las cascadas que pueden llegar a tales profundidades.

Cuando un rayo cósmico ultraenergético choca contra la atmósfera terrestre, se produce una cascada de miles de millones de partículas. Entre ellas, MUONES, particulas con las mismas características que el electrón, pero unas 200 veces más masivas. Estos muones pueden atravesar grandes cantidades de material sin ser detenidos. La componente muónica de las lluvias atmosféricas contiene información acerca de la naturaleza del rayo cósmico primario.

Durante el mes de Abril de 2011 se emplazaron dos nuevos detectores de muones, de 10m2 cada uno. Éstos servirán de prototipos para resolver problemas de ingeniería que puedan surgir durante el emplazamiento, para diagramar los procedimientos de logística y transporte necesarios y realizar las primeras tomas de datos de la componente muónica de las lluvias de partículas. En el futuro se prevé la colocación de varios de estos detectores para complementar y refinar las mediciones que se logran con los detectores de Auger ya instalados.

Estos dos nuevos detectores de 10m2 conforman, junto con el primer detector de 10m2 instalado en 2010, el primer triángulo de detectores (a una distancia de 750m uno del otro) de AMIGA. Los trabajos continuarán durante mayo, con la instalación de los sistemas de comunicaciones y la electrónica de adquisición de datos.

Abril 2011